domingo, 22 de abril de 2018

Comentario a las Lecturas del IV Domingo de Pascua. 22 de abril 2018.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentario a las Lecturas del IV Domingo de Pascua...:

En este cuarto domingo de Pascua, celebramos en la Iglesia universal la Jornada
Mundial de Oración por las Vocaciones y, al mismo tiempo en España, la Jornadad e Vocaciones Nativas. A la vez que rogamos al Dueño de la mies  que envíe nuevasvocaciones a su mies, nos sentimos responsables de la formación y el soste nimiento de quienes han respondido a la llamada en los territorios demisión.
Laslecturas de  hoy  testimonian la huella dejada por Jesús Resucitado en su rebaño, tras un tiempo de debilidad y miedo.

viernes, 20 de abril de 2018

Lecturas del IV Domingo de Pascua 22 de abril de 2018

Haz clik en el siguiente enlace.
Caminar desde Cristo.: Lecturas del IV Domingo de Pascua 22 de abril de 2...:

En la primera lectura del Libro de los Hechos de los Apóstoles San Pedro deja claro - que Jesús ama a la Iglesia universal, sin excluir a nadie. Por eso un buen seguidor de Cristo tiene que vivir en comunión de amor con los hermanos. Una vez más se nos presenta a Jesús como la piedra angular donde ha de cimentarse la salvación.
 El Salmo 117 es uno de los más bellos de todo el Salterio. Y guarda relación con lo que Pedro nos dice en la primera lectura. Jesús es la piedra angular. Este Salmo 117 se utilizaba en la procesión
litúrgica de la fiesta judía de las Tiendas o de los Tabernáculos. Es un poema que refleja la especial acción de Dios por su pueblo.
 San Juan, en su Primera Carta  nos muestra cómo la condición de hijo de Dios es ofrecida gratuitamente a todo ser humano. Y lo dice con unas palabras muy hermosas: “Habéis vuelto al pastor y guardián de vuestras vidas”.
 El evangelio de San Juan nos recuerda hoy que la Iglesia no puede basarse en el poder sino en una vida interior que se traduzca en obras de amor, entrega y libertad. Esa vida de perfección es el camino hacia la puerta estrecha de la que nos habla el Señor. Pero sobre todo es un canto profético del propio Cristo para indicarnos que Él es el Único Pastor del único rebaño donde todos juntos debeos vivir en amor, esperanza y paz.

sábado, 14 de abril de 2018

Comentarioa las Lecturasdel III Domingo de Pascua 15 de abril 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentarioa las Lecturasdel III Domingo de Pascua ...:

Hoy las lecturas nos ayudan a centramos en Cristomuerto y re sucitado. Los textos bíblicos y litúrgicos nos hablan de Él. Estonos ayuda  a tomar conciencia de los frutos de conversión santificadora que en nuestrasvidas debió producir la Cuaresma. Esto es lo que nos ayuda a vivir la vida delResucitado, una vida nueva de constante renovación espiritual. Esto no debenexperimentarlo solamente los recién bautizados, sino también todos los demás,porque la renovación pascual ha de revivir en todos nosotros la responsabilidad de elegidos en Cristo y para Cristo por la santidad pascual.
La resurrección de Jesús no es una vuelta a su vida anterior para volver de nuevo a morir un día de manera ya definitiva. No es una simple reanima ción de sucadáver, como pudo ser el caso de Lázaro. Jesús no regresa a esta vida, s i no que entra en la Vida definitiva de Dios. Por eso, los primeros predicadoresdicen que Jesús ha sido "exaltado" por Dios (Hech. 2, 33), y losrelatos  evangé licos presentan a Jesús viviendo ya una vida que no es la nuestra.
Los cristianos no han entendido nunca la resurrección de Jesús como una  supervivencia misteriosa de su alma inmortal. Jesús resucit ado no es "un alma inmortal"  ni un fantasma. Es un hombre completo, vivo, concreto, que hasido liberado de la muerte con todo lo que constituye su personalidad. Para los primeros creyentes, a este Jesús resucitado que ha alcanzado ahora toda laplenitud de la vida no le puede faltar cuerpo.

viernes, 13 de abril de 2018

Lecturas del III Domingo de Pascua 15 de abril de 2018

Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del III Domingo de Pascua 15 de abril de ...:

Continuamos reflejando los relatos de los Hechos de los Apóstoles, que nos narran los primeros momentos de la Iglesia, tras la Resurrección de Jesucristo. Pedro habla a la multitud de Jerusalén, sin rodeos, presentando la culpabilidad del pueblo y de las autoridades en la muerte de Jesús. Pero les invita, también, al arrepentimiento. Pedro expone con valentía como se ha llevado a cabo el principio de la Redención.
S.- El Salmo 4 era utilizado por los judíos como oración de la tarde. E, incluso, por algunos como la plegaria para pronunciar antes de dormir. Es un salmo de agradecimiento y de confianza en Dios, siempre presente en nuestras necesidades. Para nosotros, hoy, es un canto de alegría para estos tiempos gozosos de la Pascua de Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.
En la segunda lectura de hoy, el Apóstol Juan en su primera Carta nos presenta a Jesús como víctima propiciatoria por todos los pecados, por los nuestros, por los de aquellos hermanos del tiempo de Jesús y por los que tienen que venir todavía. El sacrificio de Jesús en la Cruz es la Redención total para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos.
 El fragmento del capítulo del Evangelio de San Lucas  es un compendio de las apariciones de Jesús en esos días posteriores a la Resurrección. Alude a la experiencia de los discípulos de Emaús y también a las presencias de Jesús Glorificado ante los apóstoles reunidos en el cenáculo. Les explica la futura misión predicar la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos de la tierra.

domingo, 8 de abril de 2018

Comentarios a las lecturas del II Domingo de Pascu. 8 de abril 2018.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Comentarios a las lecturas del II Domingo de Pascu...:

 Nos dicen los evangelios que los discípulos quedaron desconcertados y llenos de miedo después de la muerte de Jesús. No habían entendido las palabras que Jesús, antes de morir, les había dicho sobre su resurrección. Cuando la Magdalena les dijo que había visto a Jesús, no la creyeron. Sólo después de que ellos mismos le vieron, estando reunidos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos, se llenaron de alegría y creyeron. Lo mismo le pasó a Tomás; sólo creyó cuando se vio ante él y pudo comprobar con sus propios ojos que Jesús tenía en las manos las marcas de los clavos, y el costado llagado. Fue el ver lo que los llevó a creer. La importancia de ver para creer fue grande y
decisiva para los discípulos del Señor. Lo mismo sigue pasando hoy día para la mayor parte de la gente, aunque se trate de otras maneras de ver. Una fe rutinaria en Jesús y en su evangelio se puede adquirir por la simple tradición oral, pero una fe viva y transformadora en el Cristo resucitado sólo se adquiere mediante una visión personal, mediante un encuentro vivo y profundo con el Jesús resucitado. Y sigue siendo verdad que para llegar a este encuentro vivo y profundo con Jesús tiene mucha importancia lo que vemos, sea con los ojos del cuerpo, o con los ojos del alma. Sobre todo, lo que los demás ven en el comportamiento de los que nos llamamos cristianos y decimos ser discípulos de Cristo. Creer con fe viva sin haber visto es lo menos frecuente. Por eso, los cristianos debemos actuar de tal manera que los que nos vean se sientan animados a creer en el Jesús en el que nosotros decimos creer. Porque, si ven que decimos una cosa, pero hacemos otra, no nos creerán.

Lecturas del II Domingo de Pascua 8 de abril de 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:

Caminar desde Cristo.: Lecturas del II Domingo de Pascua 8 de abril de 20...:

 Estamos viviendo la Pascua. Celebramos el II Domingo que es, un poco, reflejo del Primero, de la misa de la Mañana de Pascua. Durante toda semana hemos celebrado la Octava de Pascua: alegre recuerdo litúrgico del día en que el Señor Jesús resucitó. Y hoy es, especialmente, tiempo de alegría,
de paz, de renovación. Jesús ha resucitado y nos ha salvado. Y sobre todo emerge el testimonio impresionante del Apóstol Tomás que tras dudar, cae derrumbado sobre la evidencia gloriosa del Resucitado. “¡Señor Mío y Dios Mío!”, la frase de Tomás se ha convertido en la jaculatoria más repetida por los fieles en toda la historia de la Iglesia. Y hoy conmemoramos, asimismo y por disposición del siempre recordado pontífice, San Juan Pablo II, el Domingo de la Misericordia.

martes, 3 de abril de 2018

Comentario a las Lecturas del Domingo de Pascua de Resurrección. 1 de abril 2018

 Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Comentario a las Lecturas del Domingo de Pascua de...:

Como se dice,"la vida continua". Y podemos comprobar que después del triunfo de
Jesucristo, la vida de un cristiano no siempre esta marcada por la experiencia del  resucitado. Pero para  el que cree en Cristo la muerte no es más que unmal sue ño, una pesadilla, unas lágrimas y suspiros, quizás, que dan paso a laesperanza y a la paz.
La primeralectura sitúa la escena de los  discípulos  mucho tiem po después de la Resurrección. El Espíritu ya ha llegado yPedro sale  a predicar. Eso todavía noera posible en
la mañana del primer día de la  Semana, del Domingo en queresucitó el Señor, la primera lectura de hoy marca el final importante d e este Tiempo Pascual que iniciamos hoy. La muerte en  Cruz de Jesús, sirvió, porsupuesto, para la redención de nuestras culpas, pero sin la Resurrección lafuerza de la Redención no se hubiera visto. Guardemos una alegre reverenciaante estos grandes misterios que se nos han presentado en estos días. Se nosinvita a contemplar las escenas  narradas con los ojos del corazón, y abrirnos más de par en par a la fe en  el Señor Jesús.

Lecturas del Domingo de Pascua de la Resurrección 8 de Abril 2018

Haz clik en el siguiente enlace:
Caminar desde Cristo.: Lecturas del Domingo de Pascua de la Resurrección ...:
 ¡Jesús ha resucitado! Anoche celebrábamos la Vigilia Pascual. Y esta Misa de Pascua es claro eco de aquella. El mensaje de hoy es: “No busquéis entre los muertos al que vive”. ¡Dios lo ha resucitado! Ya llega nuestra alegría, es tiempo de resucitar, de salir de la noche, de liberarnos de tantas esclavitudes como nos oprimen. Todos tenemos que resucitar de muchas cosas pero siempre lo hacemos con cautela, con conformismo. La Resurrección de Cristo nos dice que ya todo es esperanza. Aceptemos de verdad el anuncio de la Pascua, que da paso a ese rayo de luz que trae la buena noticia, y sobre todo pidamos a Jesús Resucitado que nos ayude a remover la losa que paraliza nuestra alma y nos libere del peso que nos aplasta el corazón. ¡Cristo ha resucitado! ¡Aleluya! ¡Aleluya!